CONTUSIONES Y HEMATOMAS

Por: | Etiquetas: | Comments: 0 | enero 14th, 2019

Comparte este artículo:

CONTUSIONES Y HEMATOMAS

Las contusiones son lesiones originadas por la acción violenta de instrumentos y mecanismos variados (palo, piedra, caídas, etc.) que chocan violentamente contra el organismo, originando diversas alteraciones, pero sin producir rotura o desgarro de la piel. El hematoma es una acumulación de sangre en los tejidos, causada por la rotura de los vasos sanguíneos como consecuencia de una contusión. Los hematomas también pueden ser el signo de una fractura ósea o una rotura de ligamentos. Suelen desaparecer en 15-20 días y, en ese tiempo, van cambiando de color de azul oscuro a amarillo, verde y marrón. No es aconsejable pinchar los hematomas porque desaparecen por sí solos y, en algún caso, esto podría producir una infección.
 
Clasificación.
 
Según la intensidad del traumatismo o golpe, se dividen en:
Contusiones mínimas:
Por efecto del pequeño golpe (bofetada, azote, etc.), se produce en la zona afectada un enrojecimiento por lesiones de los vasos sanguíneos, formando un «moretón».
Contusiones de primer grado:
Si el golpe es un poco mayor, se afectan únicamente a las zonas superficiales y a los pequeños capilares de la zona, que por la acción del golpe, se rompen, produciéndose una minúscula pérdida sanguínea, llamada equimosis o cardenal. Las equimosis pueden ser precoces o tardías y desaparecen al cabo de unos pocos días, variando su color a verdoso y después amarillento
 
Contusiones de segundo grado:
Al ser más intenso el traumatismo o golpe recibido, se lesionan los vasos mayores y se produce relieve en la zona, lo que conocemos con el nombre de hematoma o «chichón».
Contusiones de tercer grado:
Son aquellas en que, aunque la piel en su primer momento puede tener un aspecto normal y después tornarse de un color grisáceo, hay un aplastamiento intenso de partes blandas (músculo), e incluso pueden estar afectadas otras estructuras como nervios, huesos, etc.
Los niños suelen «coleccionar» hematomas en las piernas.
 
Signos y síntomas.
  •    Dolor en la zona afectada.
  •    Hinchazón.
  •    Coloración rojo azulada de la piel.
 
Diagnóstico.
Es básicamente clínico y se tiene el antecedente del trauma.
Tratamiento.
  •    Para disminuir la hinchazón y el hematoma, aplicar hielo sobre la zona afectada.
  •    No forzar los movimientos de la zona afectada (inmovilizar).
  • Aplicar en la zona afectada crema de raíz de consuelda o de flores de hipérico. También puede aplicarse una compresa fría preparada con hojas de hamamelis o aplicar tintura o gel de caléndula, o de Árnica.
  •    Aplicar localmente aceites esenciales de romero y de lavanda, diluidos en aceite de almendras
  •    Aplicar emplastos fríos de arcilla de 1-2 cm de grosor.
  •    Se coloca en el sitio del golpe arcilla o barro mezclados con hojas de suelda triturada ó de árnica.
Medidas preventivas.
Las pequeñas contusiones y los hematomas son prácticamente inevitables en la vida cotidiana de las personas. Sin embargo se deben evitar:
  •    Alfombras.
  •    Suelos resbaladizos.
  •      Bañeras y duchas con suelo deslizante.
 
Comparte este artículo:

Deja un Comentario

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas mientras finalizamos configuraciones — no se completará ningún pedido. Descartar