CARIES

Por: | Etiquetas: | Comments: 0 | noviembre 6th, 2018

Comparte este artículo:
La caries es el agujero que se forma en el esmalte dental, la sustancia más dura del organismo, debido a la erosión causada por bacterias que viven en un medio rico en algunos azúcares.
Los dientes, elementos vivos cuya función consiste en romper o desgarrar los trozos de alimentos hasta hacerlos suficientemente pequeños para tragarlos, están recubiertos por una sustancia llamada esmalte.
Sobre el esmalte se forma una sustancia pegajosa y ligeramente áspera llamada sarro, constituido por mucosidad, partículas alimentarias y bacterias,
que se acumulan entre los dientes y en las uniones de éstos con las encías. Estas bacterias son capaces de descomponer los azúcares de los alimentos y transformarlos en ácidos que erosionan el esmalte, creando una cavidad diminuta, que es el comienzo de la caries.
Si la caries no se trata, el ácido corroe el esmalte y llega hasta la capa siguiente, llamada dentina. La dentina contiene canales a través de los cuales pasan las bacterias hacia el interior, hasta llegar a la pulpa, infectándola e inflamándola. Si no se detiene este proceso, la pulpa afectada termina siendo destruida. Las embarazadas pueden sufrir descalcificaciones dentales, al producir un cambio en la distribución del calcio corporal para el sustento del feto y de la gestante, y como consecuencia de ello originarse una caries.
 
Causas.
En la formación de caries inciden tres factores: el individual, el dietético y el social.
Dentro de los factores individuales se puede resaltar la composición de la salida y del esmalte dental, la disposición de las piezas dentales, las enfermedades que provocan una carencia de calcio y las radiaciones ionizantes.
Los factores dietéticos comprenden la temperatura, la consistencia y la composición de los alimentos, la masticación insuficiente y el consumo de azúcares refinados y almidones, que descalcifican el esmalte originando caries.
Finalmente, los factores sociales que influyen en la formación de caries son el uso prolongado del chupete, la falta de hábitos higiénicos dentales y la ausencia de asistencia odontológica.
El consumo de alimentos azucarados favorece a la erosión del esmalte dental y la aparición de la caries.

Signos y Síntomas.

  • En las primeras fases de la caries el síntoma más importante es un dolor suave que surge cuando se come algún alimento dulce, muy caliente o muy frío.
  • Cuando se llega a las últimas fases la pulpa se inflama, y se produce un dolor persistente al comer dulces y sustancias calientes o frías; también se produce una inflamación de la encía.
  • Cavidad en la superficie dental.
  • Retención de comida.
  • Infección.
  • En ocasiones, es asintomática.
 
Complicaciones.
Aunque las caries, por sí mismas, generalmente no representan un peligro grave para la salud, el desarrollo de caries en pacientes ya debilitados es peligroso, ya que las infecciones de los dientes y las encías pueden llegar a diseminarse al resto del organismo. Así, existe el riesgo de que si las bacterias penetran en la corriente sanguínea puedan producir la denominada endocarditis bacteriana (infección del corazón).
Igualmente pueden llegar a ser un riesgo para las personas que padecen hemofilia, ya que ante la extracción de una pieza dental deben ser hospitalizadas.
Conviene tener en cuenta que la pérdida de piezas dentales, las caries o los dolores dentales dificultan o impiden una correcta masticación, por lo que pueden provocar alteraciones dietéticas que originan trastornos digestivos y nutricionales.
 
Tratamiento.
Rehabilitación dental, que consiste en la extirpación de la pieza afectada y su sustitución por una prótesis.
En algunos casos se inhabilita la raíz del diente para facilitar el drenaje y la limpieza de la infección, conservando la parte de la pieza dental reforzada con una funda.
 
Dieta.
Se deben consumir lácteos, por su contenido en caseína, una proteína que se aferra al esmalte, protegiendo al diente e impidiendo su desmineralización. Comer frutas, legumbres, pan integral. Se deben evitar los azúcares, las frutas desecadas, los productos de confitería y las galletas de cereales refinados.

Terapia ortomolecular.                                               

Aportar suplementos de vitaminas A y D, y minerales como el calcio y el zinc.
 
Oligoterapia.
  • El flúor es un oligoelemento necesario para la vida y tiene una acción protectora frente a la caries.
  • Hacer enjuagues bucales con nogal.
 
Fitoterapia.
Se pueden hacer enjuagues con aceites esenciales antibacterianos como el de salvia y clavo.
 
Medidas Preventivas.
  • Información de las medidas higiénicas dentales, teniendo en cuenta las técnicas de cepillado y el tipo de cepillo y de dentífrico adecuado.
  • Información sobre una dieta correcta, con bajo contenido de azúcares refinados e hidratados de carbono.
  • Aplicación tópica de fluoruro en los dientes durante la infancia.
  • Fluorización del agua de consumo público.
  • Facilitar la asistencia odontológica a la población.
  • Erradicar los hábitos de consumo abusivo de dulces.
  • Revisión odontológica regular.
  • Limpiezas bucales para eliminar el sarro, el cual puede ser el hábitat natural del Helycobacter Pylori (Agente causante de úlcera gástrica duodenal y de cáncer de estómago).
  • Tratamiento de la caries, que consiste en vaciar y limpiar la zona afectada por la erosión y rellenarla con pastas especiales.
  • Sellantes. Sellado de las fisuras, es decir, relleno de los surcos de la superficie de masticación de los dientes mediante un material resinoso.
Comparte este artículo:

Deja un Comentario

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas mientras finalizamos configuraciones — no se completará ningún pedido. Descartar