CELULITIS Y LIPOMATOSIS

Por: | Etiquetas: | Comments: 0 | noviembre 26th, 2018

Comparte este artículo:
Lipomatosis.
La Lipomatosis es un trastorno caracterizado por la aparición de múltiples
lipomas en el tejido adiposo. Los lipomas son tumores benignos de consistencia blanda y contenido graso, que suelen localizarse en los brazos, las piernas y el abdomen y se reconocen fácilmente al tacto.
Celulitis.
El cuadro de «celulitis» denominación de un tipo de Lipomatosis, consiste en la aparición de cúmulos de grasa más o menos prominentes en las regiones de las nalgas, cara externa de los muslos y caderas, regiones de obesidad típicamente femenina. La superficie de la piel pierde su aspecto regular y liso y presenta una textura que se ha comparado con la cáscara de la naranja. También pueden aparecer nódulos subcutáneos evidentes a simple vista. Aunque se desconoce la causa de esta alteración, se han sugerido factores hormonales (estrógenos), alimentarios y mecánicos, y también se ha comprobado que existe una predisposición genética. Es más frecuente en la pubertad, durante el posparto y la menopausia.
No todo depósito de grasa que se localiza alrededor de los muslos o caderas es celulitis. Para algunos autores, la celulitis es un proceso exclusivamente femenino, ya que está producido por los estrógenos; para otros autores, los hombres también pueden desarrollar celulitis, sobre todo en torno a la cintura (las denominadas ‘llanticas’).
Signos y síntomas.
  • Cúmulos grasos bajo la piel.
  • Nódulo bajo la piel.
Existen varios grados de Celulitis:
Grado 1. No tiene signos visibles y no es dolorosa
Grado 2. Solo se percibe la piel de naranja y el poceado (piel acolchada) cuando se hace presión sobre la zona afectada.
Grado 3. Se ve a simple vista y duele a la presión.
Grado 4. Se ve la piel acolchada, edematosa y dolorosa sin hacerle presión, ya hay compromiso circulatorio y fibroso.
Tratamiento.
Por ser una enfermedad multicausal, la celulitis en cualquiera de sus grados necesita un tratamiento médico individualizado con una orientación dietética y una aplicación de métodos físicos en la zona a tratar.
Diagnóstico.
El diagnóstico es esencialmente clínico y se basa en la observación. Deben realizarse exámenes de laboratorio para identificar posibles alteraciones del colesterol y los triglicéridos o diabetes, así como pruebas de función hepática y renal.
Dieta.
Es fundamental establecer una dieta sin sustancias tóxicas. Por esta razón, deben eliminarse el alcohol, el café y los aditivos de la dieta. La dieta debe facilitar la eliminación de los desechos metabólicos, para lo cual ha de ser rica en vegetales (principalmente crudos) y frutas, sobre todo las que contienen menor carga de azúcar.
Terapia ortomolecular.
El zinc está indicado para la regeneración de las células. Las vitaminas B6(piridoxina), E y C con bioflavonoides y de acción prolongada, junto con el selenio aportan elasticidad a las fibras del tejido conjuntivo agredido. La prolina y la lisina son aminoácidos que estimulan la síntesis de colágeno y de las fibras elásticas.
Oligoterapia.
Están indicados el zinc-níquel-cobalto y el potasio. Como complemento suelen indicarse el yodo, litio y fósforo. En la menopausia se aconseja incluir manganeso.
Aromaterapia.
Son adecuados los aceites esenciales de ciprés, enebro, geranio, romero, limón y mandarina, aplicados en forma de suaves masajes.
Geoterapia.
Los barros calientes estimulan la circulación local. Los emplastos de barros con algas y limo marinos calientes proporcionan excelentes resultados.
También puede servir la cataplasma de hiedra y posos de café (frotar circularmente el aserrín o cuncho de café en la zona afectada).
Mesoterapia
Infiltración con sustancias lipolíticas derivadas de la lecitina de soya. (Fosfatidilcolina), la cual metaboliza o acelera la disolución de los cúmulos de grasa.
Fitoterapia
Diente de León (jugo fresco o infusión de hojas y raíz, vía oral), Abedul (Infusión de hojas y/o yemas vía oral), Hiedra (Hedera helix) compresas con la decocción, cataplasmas con las hojas.
Tratamiento Clásico
Cirugía Plástica: lipectomía, lipoescultura.
Medidas preventivas.
Hay que evitar todo aquello que favorezca el acumulo de grasas: la vida sedentaria, el exceso de peso y la alimentación rica en grasas.
 
Comparte este artículo:

Deja un Comentario

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas mientras finalizamos configuraciones — no se completará ningún pedido. Descartar